.comment-link {margin-left:.6em;}

lunes, agosto 14, 2006

 

¿Cuál es el límite en la publicidad a menores? CTI y los chicos que "necesitan" celulares...



La empresa de celulares CTI hace buenos comerciales, como por ejemplo este y este otro. O como olvidar esta otra. También tienen un buen servicio (de hecho, soy cliente).

Ahora bien, esto no me impide criticarlos cuando creo que se lo merecen. Y es que ahora se les ha dado por hacer publicidad directa, apuntada al lucrativo mercado de los chicos, que, aunque no tengan poder adquisitivo, sus padres SI lo tienen.

Esto es lo que hace CTI con su última publicidad, que se puede ver en estos días por la TV local en Argentina. Titulada "Secretos" y realizada por la productora "Del Campo Nazca Saatchi & Saatchi", el aviso se puede bajar de adlatina.com, haciendo click [aquí] y tengo que reconocer que es muy bueno en su realización y guión.

Lo que no me parece tan buena es la idea de CTI de vender su producto a los niños ya no como una herramienta de los padres para estar en contacto con ellos en la calle etc. sino con un marketing directo a los chicos, vendiéndoselos directamente, con la frase y el mensaje"estás creciendo, necesitás un CTI".
Si bien la publicidad en sí muestra a dos chicas (y varios chicos) vestidos con un uniforme que aparenta ser de secundario (uno puede asumir que se trata de chicos de primer año del secundario o algun nivel previo, ya que aparecen jugando a las escondidas), la estética de la gráfica que lo acompaña al final del aviso remite a un "target" mucho mas "naif", tipo Cartoon Network, y uno se termina preguntando en qué punto los marketineros cruzan la línea, y cuando le estan vendiendo a un niño de 7, 8, 10 años y no a un adolescente de 16 o 17...


Creo que vender un celular a un menor no es ilegal, pero seguramente la línea telefónica debe activarse a nombre de los padres. Pero ahí viene el tema... ¿Por qué la publicidad apunta a los menores? Fácil. Porque tienen poder de INFLUENCIA sobre sus padres.

(La idea de todo marketinero que haga publicidad directa a los menores es que estos después convenzan a los padres de comprarles el producto, esa es la idea). Esto se basa en un estudio que provó que LOS PADRES COMPRAN COSAS A LOS NIÑOS con tal de que estos dejen de molestarlos con su insistencia. A esto se lo llamo "the nag factor".

Recomiendo ver el documental canadiense "The Corporation" de Mark Achbar, donde se habla específicamente sobre este tema. Además, de acuerdo a la Academia Norteamericana de Pediatría los niños de menos de 8 años no tienen el desarrollo mental suficiente para entender la diferencia entre la publicidad y los programas. ¿O cómo se creen que se vende tanto DANONINO en las góndolas? ¡Nag factor, simple y puro!.

Finalmente, encontré por pura casualidad un artículo en el mismo sitio de Adlatina.com, donde la valiente Verónica Rímuli, jefa de redacción de Adlatina escribió un artículo titulado:
"¿Por qué no dejamos que los niños crezcan en paz?".

[para verlo, necesitan registrarse gratis en Adlatina.com, aunque pueden usar un usuario y clave publica que lo encuentran en bugmenot.com]

Dice Verónica (muy valientemente, reitero, sobre todo en un medio de publicidad):

" Algún alma bella apuntará en seguida a la “responsabilidad social empresaria”. Tan bella como naïf o hipócrita, ya que la RSE es una enunciación que se da de patadas con la realidad. Las empresas, por definición, tienen como objetivo principal –y en realidad, excluyente- el lucro. Se organizan para ganar dinero, no para hacerse cargo de ninguna cuestión social. Otro bienpensante podrá argumentar que, si bien está en la naturaleza de las corporaciones el obtener ganancias, no implica que lo hagan de cualquier modo ni a costa de lo que sea. ¿No? ¿Acaso no contaminan las aguas, el aire, instalan factorías en países con mano de obra semiesclava, muchas veces infantil, entre otras actitudes muy poco RSE? La meneada RSE se parece demasiado a “lo políticamente correcto”; ¿de qué sirve hablar de los “afroamericanos”, si los van a seguir tratando como fucking niggers?"

¡Bravo!. Aplaudo de pie....

Este título del artículo de Verónica: "¿Por qué no dejamos que los niños crezcan en paz?" me hizo un click en mi cabeza, porque se contrapone con el mensaje de CTI "estás creciendo, necesitás un CTI".




En resumen: ¿En serio NECESITAN los chicos un celular?
(no digo CTI para que no se crea que es algo particular contra esta empresa). ¿O es que las empresas de telefonía celular NECESITAN vender más celulares y líneas a los padres de los chicos, en forma indirecta via NAGGING de los menores?.

Es especialmente interesante la utilización de la frase "estás creciendo", ya que abarca todo rango de edades.
Es que es imposible no "estar creciendo". Todos crecemos, continuamente, es parte del proceso evolutivo. Crecemos, hasta el día de nuestra muerte. Un chico de 6 años "está creciendo" también, y ahí creo entra en juego la estética tipo "cartoon network" del aviso de CTI y el NAG FACTOR.

Como dice Pettinato: "¿Opiniones, comentarios, inquietudes?. Me gustaría saber qué opinan los lectores y visitantes de mi blog....

Para dejar un comentario, favor de hacer click aquí.

FC


This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Free Web Counters
University of Phoenix